domingo, 31 de julio de 2016

La Compra Pública de Innovación como estrategia: Una oportunidad para cambiar

Dentro del plan para el impulso y la consolidación de la Compra Pública de Innovación en Aragón, en la que el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud está colaborando, se han realizado varios Seminarios de formación sobre Compra Pública de Innovación -CPI- impartidos por José María Gimeno Feliú, Co-Director del Observatorio de la Contratación Pública, en la que se ha mostrado las bondades y dificultades que conlleva un proceso de Compra Pública de Innovación.
-
Aunque casi todo está en los dibujos, se extractan ideas fuerza que describen qué es lo que se pretende con la Compra Pública de Innovación.
-
-
1. -No es burocracia. Es estrategia
2.- Principio de eficiencia. No soy más eficiente porque reduzca mis facturas.
3.- Del Suministro… al Servicio.
4.- ¿Para qué? Pensar en clave de reantabilidad social, de innovación. ¡Piénsalo un poco!
5.- Saber ver antes.. y más lejos. Comprar necesidades. Especificaciones funcionales.
-

Itinerario a seguir:
  • Comunicar los planes de compra.
  • Personal encargado de contratación bien formado.
  • Identificar Empresas Innovadoras…. y Usuarios.
  • Empresas que propongan ideas y que estén abiertas a soluciones.
  • Especificar la necesidad a cubir en términos de rendimiento.
  • Valorar la solución técnica. No sólo el precio. (10/100?).
  • Participación comité expertos.
  • Identificar y planificar riesgos.
  • Incentivos +Cláusula de progreso.
  • Seguimiento de Contrato.
  • Procedimientos de evaluación para la mejora.
La aceptación de esta iniciativa por parte de las más de 100 personas que han asistido a los diferentes seminarios ha sido muy positiva. En la siguiente imagen los resultados de la encuesta realizada.
-
Más informaicón la web de Compra Pública de Innovación de Aragón: http://cpi.aragon.es/

lunes, 25 de julio de 2016

Continúan en septiembre los programas de formación especializada del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud

En 2015, más de 3.000 alumnos participaron en los cursos de formación presencial y on line y de cirugía experimental. El programa Focuss ofreció 502 plazas y se recibieron 2.520 solicitudes

La última semana de agosto se abrirá el plazo de preinscripción para el curso de postgrado “diplomado en Salud Pública” y el 30 de septiembre finaliza el plazo para presentar programas nuevos para la 12 convocatoria de Focuss que se desarrollará en 2017

Formación básica en urgencias de pediatría en el Hospital Infantil Universitario Miguel Servet, del programa Focuss, que comienza el 13 de septiembre, el curso introducción a la Medicina Tropical para médicos de Atención Primaria previsto para el día 16 y el VII curso de accesos venosos y terapia intravenosa en el marco del programa de formación en Cirugía experimental, que empieza el 19, son algunos de los primeros cursos del programa formativo del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS)  que comienzan después de las vacaciones del mes de agosto.

Con estos programas formativos, el IACS contribuye a la mejora de los conocimientos, habilidades y actitudes de los profesionales sanitarios en nuestra comunidad autónoma. Salud Pública, cirugía experimental, medicina basada en la evidencia, formación en investigación, gestión sanitaria, uso racional del medicamento y calidad son algunas de las materias formativas en las que destaca como referente.

Así, durante el pasado año 2015, se han impartido un total de 82 cursos presenciales con 521 horas de formación en total y la participación de 2.198 alumnos. Además, el IACS  ha llevado a cabo, también en ese periodo, 931 horas de formación on-line en las que han participado 640 alumnos.

Por otro lado, y ante la creciente demanda de formación práctica, el IACS realiza desde hace ya casi una década, actividades formativas para médicos internos residentes y especialistas facultativos de área de diversas especialidades quirúrgicas y médico-quirúrgicas en la unidad de Cirugía Experimental. Se trata de cursos prácticos para el adiestramiento y perfeccionamiento de profesionales en nuevas técnicas quirúrgicas y microquirúrgicas, antes de proceder a aplicarlos en el ser humano, y para la demostración de nuevos productos médico-quirúrgicos. Durante el pasado año, 242 alumnos procedentes de toda Europa se formaron en este programa.

Otra de las acciones de formación del IACS es el curso de postgrado  “Diplomado en Salud Pública” con el programa de la Escuela Nacional de Sanidad. En 2015 se impartieron 200 horas de formación on-line con el apoyo también de varias sesiones presenciales. 60 alumnos y más de 40 docentes participaron en la edición del pasado año. La última semana de agosto se abrirá el plazo de preinscripción para este curso de postgrado en 2017 que comenzará el 16 de diciembre.

Programa Focuss
El programa Focuss del IACS comenzó en el año 2005. Desde entonces, casi 4.000 alumnos se han formado en el marco de este programa, en el que se pretende favorecer la innovación y reforzar la calidad del propio sistema, aprovechando  el capital intelectual que existe en todos los centros sanitarios. Durante el pasado año, el IACS recibió más de 2.500 solicitudes de profesionales para participar en los 90 programas formativos de los que se compone.

El próximo 30 de septiembre finaliza el plazo para presentar programas nuevos para la 12 convocatoria de este programa que se desarrollará el próximo año 2017. 

lunes, 18 de julio de 2016

Ética, rendición de cuentas y no discriminación deben ser principios prioritarios para el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud

Publicado el compromiso de adhesión del IACS a la estrategia de recursos humanos para investigadores (HRS4R), diseñada en el marco de EURAXESS de la Unión Europea

El objetivo es llegar a cumplir la Carta Europea del Investigador y el Código de conducta para la contratación de Investigadores, que son herramientas para promover y mejorar la contratación, las condiciones de trabajo y la carrera profesional de los investigadores
EURAXESS ya ha publicado la carta de compromiso de adhesión del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud a la estrategia de recursos humanos para investigadores (HRS4R) diseñada bajo la iniciativa de EURAXESS en el marco de la Unión Europea.  El objetivo de esta estrategia es llegar a cumplir la Carta Europea del Investigador y el Código de conducta para la contratación de Investigadores, que son herramientas para promover y mejorar la contratación, las condiciones de trabajo y la carrera profesional de los investigadores.
A través de la aplicación de esta estrategia las instituciones obtienen el logo o sello de reconocimiento HRS4R. A su vez, este reconocimiento es importante para poder gestionar proyectos europeos (artículo 32 de acuerdos de gestión H2020), y es probable que a medio plazo sea un  requisito necesario para poder ser beneficiarios de estos proyectos.
Ética, rendición de cuentas y no discriminación deben ser principios prioritarios para el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, según los resultados de la encuesta de situación que se ha realizado entre los trabajadores del IACS como primer punto a cumplir para llegar a implementar esta estrategia europea de recursos humanos. Investigadores y técnicos de los diferentes servicios del Instituto perciben también como prioritarios los principios relativos a la libertad de investigación, las buenas prácticas y la estabilidad en el empleo, así como la responsabilidad profesional y la explotación y difusión de resultados.
Según se pone de manifiesto en esta encuesta, la no discriminación, el equilibrio entre sexos y la libertad de investigación son los principios en los que se percibe un mayor grado de cumplimiento en el IACS en la actualidad. También destacan como positivos la responsabilidad profesional, la rendición de cuentas, el reconocimiento de las cualificaciones y las condiciones de trabajo.  
Reclamaciones y apelaciones, acceso a la orientación profesional, estabilidad y permanencia en el empleo, desarrollo profesional y financiación y salarios son los puntos de mejora más destacados, tanto desde el punto de vista de la prioridad como del cumplimiento. Asimismo, según los trabajadores, deben mejorarse también otros aspectos como la transparencia, la rendición de cuentas y los sistemas de evaluación y valoración. 

lunes, 11 de julio de 2016

Un proyecto de investigación estudia la relación entre la grasa corporal y su impacto en el estado de salud de las personas

Un grupo multidisciplinar del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, el Miguel Servet y el Royo Villanova analiza por qué algunas personas obesas desarrollan complicaciones y otras permanecen sanas


Alrededor del 30% de las personas obesas mantiene índices de grasa subcutánea buena y no desarrollan enfermedades metabólicas asociadas al sobrepeso

La sociedad actual da mucha importancia a la obesidad por razones estéticas pero, muchas veces, olvida lo más importante: la salud. En este sentido, y si tenemos en cuenta que la cantidad de grasa corporal no es el principal determinante en el estado de salud, podemos cambiar la prioridad de las cosas partiendo de la premisa de que la gordura, si es sana, también puede ser bella. 

Por lo tanto, la obesidad, entendida como un exceso de grasa, debe ser estudiada más allá de sus connotaciones estéticas. Así lo defiende, al menos, el grupo de investigación “Biología del Tejido Adiposo y Complicaciones Metabólicas de la Obesidad” del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), centro adscrito al departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón. Este grupo, liderado por José Miguel Arbonés, pone el foco de su investigación en el tejido adiposo y reivindica la funcionalidad de la grasa. No todos los depósitos de grasa son malos (ni feos).

Así, la grasa subcutánea que se acumula tras la piel del vientre y los glúteos, los famosos michelines y cartucheras, tiene su función. Nos protegen frente a complicaciones metabólicas, como la diabetes y otras enfermedades cardiovasculares, son energía para nuestra vida diaria, apoyan la actividad de otros órganos, como el hígado, el páncreas y el cerebro y también evitan infecciones de la piel. Por lo tanto, si estamos sanos, podemos ser bellos y felices con nuestro cuerpo, aunque no tenga las medidas que, en la actualidad, se consideran estéticas.

El problema es cuando se trata de “grasa visceral”. Es decir, aquella grasa buena que supera sus límites de expansión y se vuelve mala colocándose en la zona interna del abdomen rodeando los órganos internos. Este tipo de grasa se asocia con mayor probabilidad de desarrollar síndrome metabólico, relacionado con la diabetes, la hipertensión, enfermedades cardiovasculares y también con otras afecciones, como algunos tipos de cáncer y enfermedades inflamatorias y pulmonares. 

En esta línea, el grupo del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud liderado por Arbonés, coordina, en el marco del programa de ayudas “Acción Estratégica de Salud” (antes proyectos FIS) del Instituto de Investigación Carlos III, un proyecto de investigación que estudia la relación entre la grasa corporal subcutánea y visceral y la aparición de enfermedades asociadas a la obesidad. Es decir, pretenden conocer por qué algunas personas obesas desarrollan complicaciones, como diabetes o enfermedades cardiacas, y otras permanecen sanas a lo largo de su vida.

En este proyecto, Arbonés coordina un equipo multidisciplinar de especialistas que trabajan entre el IACS, el Hospital Universitario Miguel Servet y el Royo Villanova.  Buscamos sinergias, dice Arbonés, con el objetivo, de que nuestras investigaciones repercutan a corto plazo en mejorar el bienestar de los pacientes y, a largo plazo, comprender los mecanismos que contribuyen a la obesidad y sus consecuencias fisiopatológicas, en particular la diabetes tipo II.
En dos años, este equipo de investigadores ha estudiado a más de 300 personas con muy buenos resultados. Así, pacientes procedentes de los Servicios de Cirugía de los Hospitales Miguel Servet y Royo Villanova donan muestras de grasa. Con el apoyo de los servicios de Radiología de estos hospitales se realizan técnicas de imagen abdominal para determinar el nivel de expansión de su tejido adiposo. Los Servicios de Bioquímica Clínica y de Endocrinología del Hospital Miguel Servet aportan a este estudio una exhaustiva caracterización del estado metabólico y nutricional de los pacientes. Por último, en la Unidad de Investigación Traslacional del Hospital Miguel Servet se estudia, mediante técnicas avanzadas de biología molecular, la funcionalidad de la grasa. En total, más de una docena de investigadores participan directamente en este estudio, apoyados además por diverso personal de enfermería.
Según demuestran las investigaciones de este grupo, la grasa visceral o grasa mala es independiente del aspecto físico. Así, alrededor del 30% de personas obesas mantiene índices de grasa subcutánea buena y no desarrollan enfermedades metabólicas, tradicionalmente asociadas a la obesidad. Y, al contrario, existe un porcentaje significativo de personas delgadas, sin grasas subcutáneas aparentes, pero con una acumulación inadecuada de grasa visceral en su cuerpo. Por encima de cualquier consideración estética, subraya Arbonés, nos encontramos ante un problema de salud.

La luz de alerta se enciende cuando aparecen, de forma simultánea, tres de los cinco factores del síndrome metabólico: bajo colesterol bueno, tensión alta, niveles elevados de azúcar y triglicéridos o un perímetro de cintura elevado. Ante esta situación es necesario tomar conciencia y comenzar, bajo supervisión médica, un programa que cambie los estilos de vida y el tipo de alimentación.

Es cierto, asegura Arbonés, que la genética condiciona de forma importante nuestro físico: el color del pelo, la altura y, también, la anchura. Pero, subraya, también es cierto que una alimentación a base de dieta mediterránea combinado con ejercicio físico adecuado a nuestras posibilidades y actividad durante el día evitando el sedentarismo es imprescindible para mantener y mejorar nuestra salud, a la vez que ayuda a reducir la acumulación de grasa visceral. 

lunes, 4 de julio de 2016

De estudiantes excelentes a formadores especializados

Los alumnos que superan este año los cursos Focuss transmiten los conocimientos adquiridos en sesiones clínicas a otros compañeros de su propio centro laboral

De esta manera se multiplica el impacto en la transferencia de conocimiento en salud en el marco del programa Focuss, de formación en competencias para profesionales de la Sanidad Pública en Aragón que coordina el IACS

Multiplicar los beneficios de la formación en competencias llevando el conocimiento al mayor número de alumnos posible es uno de los objetivos de innovación docente que el programa Focuss ha estrenado este año, cuando cumple su décimo primera edición.

Para ello, una vez que los alumnos que participan en Focuss superan su programa de formación se convierten en docentes y transmiten los conocimientos adquiridos en sesiones formativas de aproximadamente una hora a otros compañeros de su propio centro laboral. En el ecuador del programa esta iniciativa está siendo todo un éxito.

De esta manera se multiplica el impacto en la transferencia de conocimiento en salud en el marco del programa de formación en competencias para profesionales de la Sanidad Pública en Aragón, que coordina el IACS.

Así, los contenidos que oferta el IACS en los 90 programas formativos de los que se compone Focuss este año se transmiten entre profesionales haciendo posible extender de forma práctica las sesiones formativas en múltiples especialidades como EPOC, diabetes, ictus, cáncer o enfermedades crónicas, entre otras. Por ejemplo, en la fotografía se recoge la sesión clínica del Focuss de control de sistemas domiciliarios en el paciente en situación terminal, que se ha celebrado en el ESAD sector II Zaragoza del centro de salud Seminario, coordinado por Pilar Torrubia.

Focuss es un programa de formación en competencias para profesionales de la Sanidad Pública en Aragón. Se trata de estancias formativas cortas para el aprendizaje práctico de técnicas diagnósticas, terapéuticas, de gestión o de comunicación. Profesionales sanitarios de reconocido prestigio llevan a cabo estas acciones de formación en las unidades y centros de Aragón donde trabajan a las que se desplazan los alumnos seleccionados para realizar esta inmersión formativa en un equipo sanitario real y con pacientes reales. Las materias tratadas son técnicas muy concretas o de alta precisión, en los que el centro receptor está especializado.

El objetivo de este programa Focuss, que comenzó en 2005 y que ha formado a 3.510 alumnos, es favorecer la innovación y reforzar la calidad del propio sistema, aprovechando  el capital intelectual que existe en todos los centros sanitarios