lunes, 15 de febrero de 2016

El Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud lidera un proyecto europeo para compartir conocimiento en enfermedades crónicas



Se trata de una herramienta para promover y facilitar un proceso de intercambio y transferencia de buenas prácticas entre países y regiones europeas en el campo de las enfermedades crónicas.  

CHRODIS es una acción conjunta de la Unión Europea, en la que participan 26 estados miembros, que busca el intercambio de buenas prácticas en enfermedades crónicas, así como promocionar el envejecimiento saludable en todo el ciclo de vida.



La Unidad de Investigación en Políticas y Servicios de Salud del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) coordina la plataforma de intercambio de conocimiento en enfermedades crónicas  (PKE) que se está poniendo en marcha en el marco de la acción conjunta europea, CHRODIS. Esta plataforma estará operativa a mediados de 2017. Su objetivo es que Gobiernos, investigadores, pacientes, cuidadores, profesionales,  organizaciones médicas y sociales y la opinión pública en general puedan encontrar los mejores conocimientos sobre enfermedades crónicas y así compartirlos o utilizarlos como referente a nivel europeo. 

Enrique Bernal, investigador principal del proyecto que desarrolla el IACS, ha presentado las últimas novedades sobre esta plataforma en la Asamblea General de CHRODIS que se ha celebrado recientemente en Madrid. CHRODIS es una acción conjunta de la EU, en la que participan 26 estados miembros, que busca el intercambio de buenas prácticas en enfermedades crónicas así como promocionar el envejecimiento saludable en todo el ciclo de vida.

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Instituto Carlos III, coordina el proyecto CHRODIS, que cuenta con la cofinanciación de la Dirección General de Salud de la Unión Europea desde su puesta en marcha en 2014. 

El Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud asumió el liderazgo de uno de los paquetes de trabajo que se enmarca en este proyecto, la plataforma PKE. Se trata de una plataforma que nace con el objetivo de convertirse en un centro de intercambio de prácticas excelentes en prevención y atención de la enfermedad crónica y de las políticas al respecto que se adoptan en Europa. Para ello, la plataforma incluye un servicio en línea con consultores expertos para el desarrollo, implementación, evaluación y transferencia de las buenas prácticas en enfermedades crónicas. También recoge una biblioteca digital con contenidos de interés.

La plataforma, en la que trabajan investigadores de ocho países, nace con un enfoque específico en cuatro áreas de interés. La promoción de la salud y prevención primaria, la multi-morbilidad e intervencionismo organizacional, el empoderamiento del paciente y, por último, la diabetes, que tiene carácter transversal. 

Las primeras fases de este proyecto se han dedicado a desarrollar y definir, mediante consenso internacional (Delphi) los criterios que se han de cumplir para que una acción pueda ser considerada una buena práctica y así convertirse en referente y modelo para su puesta en marcha en otros contextos y situaciones adecuadas. Las dos primeras áreas de interés ya están finalizadas y las otras dos se encuentran en un estadio muy avanzado. 

De esta manera, los usuarios interesados podrán acceder a la plataforma para buscar información sobre las mejores prácticas de atención a enfermos crónicos realizadas en Europa, buscar información relacionada con las mismas (vídeos, documentos, herramientas etc) y proponer para evaluación por revisores expertos sus propias experiencias en intervenciones y cuidados. Las prácticas propuestas se someten a una evaluación sobre los criterios establecidos por los expertos (Delphi). Finalmente, dos revisores y un árbitro califican la acción con una puntuación final que puede situarla como candidata, buena práctica o mejor práctica europea. Todas las acciones propuestas tendrán cabida en la plataforma. 

Además, a través de esta herramienta se pretende fomentar la transferencia de estas buenas prácticas y su implantación en ámbitos adecuados a su desarrollo. Un amplio equipo de expertos trabajará para poner en común las mejores prácticas y tutelar esta transferencia entre los diferentes países de la Unión. 

Las enfermedades crónicas son enfermedades de larga duración y por lo general de progresión lenta. Las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, son las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 63% de las muertes. En 2008, 36 millones de personas murieron de una enfermedad crónica, de las cuales la mitad era de sexo femenino y el 29% era de menos de 60 años de edad, según la OMS. 

En España, según la Encuesta Nacional de Pacientes Crónicos, en 2014 el 71,8 de las personas de 65 y más años padecía algún tipo de enfermedad crónica


 

1 comentario :