lunes, 25 de enero de 2016

El Método Fast Track o cómo conseguir una rehabilitación de una cirugía mejor y más rápida

El método Fast-Track o Rehabilitación multimodal es un protocolo, desarrollado por el médico danés Henrik Kehlet, que se refiere a un programa de cuidados tanto preoperatorios, durante la operación como postoperatorios, que incluyen una serie de medidas y prácticas que permiten al paciente una rehabilitación de su estado general mejor y mucho más rápida.

Al tratarse de un protocolo médico muy sofisticado, el programa Fast-Track requiere de un importante esfuerzo de organización multidisciplinar entre los servicios de cirugía, anestesia y enfermería. Este método, también conocido como, “el método que permite caminar y comer el mismo día de la operación”, se concibe como una serie de cuidados y medidas que van encaminadas a lograr la restauración de la salud del paciente, sometido a una cirugía de colon, por cualquier causa. Además, reduce de forma considerable el riesgo de complicaciones.


 ¿Y por qué ahora?

¿Por qué se introducen estas modificaciones después de tantos años considerando que la alimentación y la movilización precoz eran peligrosas?

Se introducen porque se ha visto que “el reposo en cama y la abstinencia alimentaria” incrementan la pérdida de masa y fuerza muscular, y alteran la función pulmonar, lo que conlleva un elevado riesgo de complicaciones como trombosis, náuseas, vómitos, entre otras. Mientras que si el paciente se incorpora, come y bebe poco tiempo después de la cirugía, se evitan muchas de estas complicaciones.

Paciente informado, paciente tranquilo

Otro aspecto fundamental de la rehabilitación multimodal es el control del dolor postoperatorio, para lo cual se realiza una analgesia epidural durante los dos primeros días del postoperatorio, así se consigue que el sufrimiento del paciente sea menor, y la recuperación mucho más rápida. Además, se le proporciona al paciente toda la información referente a su operación, con lo que se consigue una disminución de la ansiedad que se genera cuando hay un desconocimient.

Características del Fast-Track

Por otra parte, el Fast-Track recomienda la ingesta de bebidas ricas en hidratos de carbono dos horas antes de la intervención quirúrgica, ya que reduce el estrés y minimiza la deshidratación tras la intervención, sobre todo en pacientes de edad avanzada.

Asimismo, el programa se caracteriza por el uso de la cirugía laparoscópica para este tipo de intervenciones. Esta técnica, mínimamente invasiva, permite llevar a cabo la operación quirúrgica a través de pequeñas incisiones, lo que evita los grandes cortes de bisturí requeridos por la cirugía abierta, permitiendo una recuperación mejor y más temprana.

Por último, este protocolo descarta el uso sistemático de cualquier tipo de drenaje en las heridas quirúrgicas y de la sonda nasogástrica (tubo que va desde uno de los orificios nasales hasta el estómago con el objetivo de eliminar el contenido del estómago) ya que considera que, al prescindir de ellos, el paciente sufre un menor daño.

Cristina Pastor Oliver
Responsable de la Unidad de Cirugía Experimental del CIBA

No hay comentarios :

Publicar un comentario